Exclusión financiera

caixabank

CONSUMUR pide al Gobierno que deje de mirar para otro lado ante la grave situación de “exclusión financiera” en la que se encuentran los consumidores más vulnerables, empeorada por la fusión de Bankia y Caixabank

La organización considera incoherente que el Ministerio de Consumo regule la figura del «consumidor vulnerable» y no actúe ante las políticas que están adoptando las entidades bancarias

La Asociación de Consumidores y Usuarios en Red, CONSUMUR, ante la fusión de Bankia y Caixabank, muestra su preocupación dada la importante repercusión que la misma tiene en los consumidores, especialmente en los colectivos más vulnerables, como las personas mayores y las personas con discapacidad.

Una de las principales consecuencias directas de la fusión es el cierre de más de 1.500 oficinas, lo que provoca un agravamiento de las ya graves restricciones que caracterizan a las entidades bancarias en los últimos años, entre las que podemos destacar la limitación de los horarios de atención presencial y la derivación a los cajeros automáticos o a la banca online. Estas dificultades de acceso están provocando un aumento considerable de consumidores en situación de «exclusión financiera».

Otro de los graves efectos de la fusión bancaria es la limitación de la competencia entre entidades financieras, ya muy mermada, lo que repercute en el consumidor, al provocarse un incremento del coste de los servicios.

En este sentido, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha aprobado la fusión por absorción de Bankia por Caixabank pero condicionando la misma a unos compromisos, que dio a conocer en una nota de prensa difundida el pasado 23 de marzo, mayoritariamente destinados a evitar problemas de exclusión financiera.

CONSUMUR considera que se trata de una buena medida, pero insuficiente, siendo necesario por parte del Gobierno una apuesta firme y real en la protección de los consumidores vulnerables, considerando los servicios bancarios como servicios esenciales, garantizando su acceso.

Así, la organización considera que no es suficiente con regular, como así se ha hecho recientemente, la figura del «consumidor vulnerable», a instancias del Ministerio de Consumo, sino que se ha de intervenir en aquellos sectores que más desprotegen a los consumidores, como es el caso de la banca.

En este sentido, el Presidente de CONSUMUR, Roberto Barceló Vivancos, declara que:

«Es la hora del Ministerio de Consumo.

En enero de este año se aprobó el decreto que regulaba de forma especial la protección de los consumidores y usuarios frente a situaciones de vulnerabilidad social y económica. Y de forma especial en ámbitos tan sensibles como el financiero, el energético o el de comercio electrónico.

El nuevo mapa del, cada vez más concentrado, sector bancario, creado a raíz de la absorción que Caixa ha hecho de Bankia, genera una más que evidente situación de indefensión del consumidor, y de forma especial del consumidor vulnerable, que deberá tenerse muy en cuenta por este Ministerio para evitar lo que ya se viene produciendo: reducción de oficinas lo que obliga a desplazarse a otras lejanas físicamente de donde antes las teníamos; horarios cada vez menos accesibles; menos personal de atención directa; empuje a gestiones ordinarias a través de la banca on line o cajeros automáticos. Y así podríamos ir sumando una serie de imposiciones que en absoluto ayudan y cumplen con la normativa que se supone debe primar en aquellos ciudadanos más vulnerables, y en este caso en concreto del sector financiero, nos estamos refiriendo a las personas mayores de 65 años, que representan un 20% de la población de nuestro país, y que muchos de ellos no están familiarizados con las nuevas tecnologías o no dispone de los recursos suficientes para tenerlas en casa.

¿Para cuándo el Ministerio tiene previsto un reglamento que regule la protección de estas situaciones de indefensión?

Es la hora del Ministerio. Y es hora de actuar.»

La organización insta a la ciudadanía a que se movilice y reclame si considera que sus derechos son vulnerados. Para ello, CONSUMUR pone a su disposición el Teléfono de Atención al Consumidor y Usuario 968 22 30 82.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Redimensionar imagen

Teléfono

Marque el 968 22 30 82
para ponerse en contacto con la sede social de CONSUMUR

Sede social:

Comunidad Autónoma de la Región de Murcia (Murcia)

C/ Torre de Romo, 74, bajo, 30011, de Murcia

Delegaciones territoriales:

Comunidad Autónoma de la Región de Murcia (Murcia)

Comunidad Valenciana (Alicante)

Comunidad de Castilla - La Mancha (Almagro - Ciudad Real)

Comunidad de Madrid (Madrid)

Comunidad Foral de Navarra (Pamplona)

Formulario de Contacto